- Cómo llegaste a ser lo que visiblemente eres?, pregunta el pintor. - Soy como soy. Estoy esperando, responde la montaña, o el ratón o el niño. - ¿A qué? - A ti, si abandonas todo lo demás. - Por cuánto tiempo? - Lo que se tarde. - Hay otras cosas en la vida. - Búscalas y dedícate a otra cosa. - Y si no lo hago? - Te daré lo que no he dado a nadie, pero no vale nada; sólo es la respuesta a tu inútil pregunta. - ¿Inútil? - Soy como soy. - ¿No prometes nada más? - Nada. Puedo esperar para siempre. - Me gustaría tener una vida normal. - Vívela y no cuentes conmigo. -¿ Y si contara contigo? - Olvida todo lo demás y en mí encontrarás, a mí! John Berger
@